Cuatro aliados para estar siempre activos

Habitos Saludables  |  10.11.2017  |  por Nestlé  

Cuatro aliados para estar siempre activos

Con el paso de los años nuestro cuerpo y nuestra perspectiva de la vida cambian. Y para ayudarte a conseguir todos tus objetivos, aquí tienes los cuatro pilares básicos en los que debes apoyarte para este nuevo viaje.  

Buena alimentación

A medida que el cuerpo cambia, las necesidades nutricionales también lo hacen. Con los años tendemos a comer menos, por lo que lograr la ingesta diaria recomendada de nutrientes clave puede ser todo un desafío. Se recomienda seguir una dieta variada y equilibrada que incluya una variedad de alimentos y optar por los cereales integrales. Estudios demuestran que los adultos mayores pueden tener una ingesta inadecuada de varios nutrientes en su dieta. Consumen menos de la cantidad diaria recomendada de proteína y hasta un 92% tienen niveles bajos de vitamina D en la sangre. Otros nutrientes importantes que deben mantenerse en cantidades óptimas son la vitamina B12, B6, E y C y minerales como el calcio el selenio o el zinc. 

Asegurarte de obtener los nutrientes suficientes a través de cambios dietéticos sutiles y/o el uso de suplementos puede mejorar tu bienestar. Otros consejos para mejorar tu nutrición son:

  • Lleva un registro de tu consumo de alimentos durante una semana para ayudar a evaluar la correcta ingesta de nutrientes. Si tienes dudas, ¡háblalo con tu médico!
  • Bebe al menos 2 litros de agua al día. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria establece que esa cantidad contribuye al mantenimiento de las funciones físicas y cognitivas normales. 
  • Planea las comidas con antelación y haz que éstas sean atractivas para los sentidos. 
  • Tómate las comidas como momentos de disfrute. Disfruta haciendo la compra y tómatelo como un hobby. Aficionarte a la cocina te ayudará a motivarte.
  • Considera la incorporación a tu dieta de suplementos nutricionales de alta calidad para ayudar a alcanzar los niveles de nutrientes correctos. 

Actividad física

Realizar actividad física moderada durante al menos 30 minutos al día tiene un impacto muy positivo para la salud, contribuyendo a reducir el riesgo de enfermedades, mejorar el estado de ánimo y ayuda a tener una mayor vida social. Además es un plan ideal para poder involucrar a familiares y amigos y juntos llevar un estilo de vida saludable. ¡Que nada te pare!

Busca actividades que se centren en el ejercicio aeróbico como caminar enérgicamente, nadar o montar en bicicleta. Aumentan la frecuencia cardíaca, lo que es bueno para el corazón y para mantener la presión arterial a niveles normales. También puedes alternarlos con entrenamientos de fuerza para ayudar a la masa muscular y la densidad ósea, y con ejercicios de flexibilidad y equilibrio, como el yoga, que te ayudará a prevenir posibles lesiones o caídas. ¡Encuentra tu motivación y muévete!

Control del peso

Es clave para una buena salud a cualquier edad. Hay muchos factores que influyen en los problemas de peso. Desde la genética o el estrés hasta el estilo de vida, incluida la dieta y los niveles de actividad física. Por eso, trata de controlar todos estos factores y cuida lo que comes. Ingerir raciones proporcionadas y tomar todos los nutrientes necesarios te ayudará a controlar el peso. 

Actitud positiva

El cuidado de la salud l mental y llevar una vida social activa es vital para seguir sumando años con energía. Comparte tiempo conos tuyos, haz planes y sírvete de las tecnologías para seguir manteniendo el contacto con aquellos que no puedes ver a diario. ¡Y no olvides el descanso! Dormir bien por la noche te ayudará a recuperar fuerza, reducir el estrés y a tener una actitud enérgica y positiva.