Los frutos secos y semillas, un pequeño alimento imprescindible

Alimentación  |  16.06.2014  |  por Nestlé  

Los frutos secos y semillas, un pequeño alimento imprescindible

Los frutos secos y las semillas son una fuente de energía saludable y nos aportan gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra. También contienen grasas mono y poliinsaturadas,  que resultan muy beneficiosas para la salud. Tanto los frutos secos como las semillas son pequeños alimentos imprescindibles y característicos de la dieta mediterránea

Los frutos secos y el corazón

Los frutos secos y las semillas, por su composición en grasas insaturadas, fibra y vitamina E, nos ayudan a mantener un corazón sano. Las grasas insaturadas y la fibra son capaces de reducir el colesterol “malo” (LDL) y los triglicéridos (otra grasa que circula por la sangre). La vitamina E es un antioxidante que nos protege de sustancias nocivas, tanto del medio, como de las que provoca el propio cuerpo. Además, también contienen arginina, un compuesto que tiene cierto efecto sobre las arterias mejorando el flujo de sangre.

Pequeños pero esenciales

Los frutos secos y las semillas contienen muchos nutrientes que los convierten en unos alimentos muy completos y esenciales. Nos aportan proteínas de origen vegetal, las cuales son consideradas de buena calidad. Además, el magnesio que contienen participa en la regulación de la tensión arterial y tiene un ligero poder laxante que, junto al contenido en fibra de los frutos secos, los convierten  en un alimento recomendado para evitar el estreñimiento.

Los frutos secos se caracterizan por su elevado contenido en grasas, que oscila alrededor del 55% de su composición, y su baja proporción de agua. Por este motivo, resultan un alimento calórico pero rico en nutrientes. Las recomendaciones nutricionales indican que el consumo debe estar entre 3 y 7 raciones a la semana de frutos secos, siendo una ración de 20-30 g o un puñado.

Los frutos secos y las alergias

Cuando se habla del consumo de frutos secos, hay que tener en cuenta la posibilidad de que se manifiesten alergias alimentarias. La alergia a los frutos secos, a diferencia de otras alergias que con el paso de los años desaparecen, suele aparecer a edades tempranas y permanecer en ocasiones durante toda la vida. Los productos que contienen frutos secos, ya sea como ingrediente, como alimento principal o como posible alimento traza, están correctamente regulados por la legislación. Así que si eres alérgico a alguno de ellos, o crees que puedes serlo, lee con atención el etiquetado nutricional antes de consumir cualquier producto.

¡A comer frutos secos y semillas!

Debido a su elevado contenido nutritivo y a las propiedades saludables que nos ofrecen, el consumo de frutos secos y semillas está recomendado para todas las edades, sobretodo en la edad adulta, así como para los vegetarianos y las mujeres embarazadas

También te puede interesar


Recetas recomendadas

Este es el layer de welcome que aparece en la pantalla