Las verduras crudas son más ricas en nutrientes

Alimentación  |  28.05.2014  |  por Nestlé  

Las verduras crudas son más ricas en nutrientes

En zonas próximas al Mediterráneo se encuentra una amplia variedad de verduras, las cuales nos aportan gran cantidad de vitaminas y minerales, nutrientes indispensables para el buen funcionamiento del organismo. De hecho, se ha asociado su consumo a una reducción del riesgo de padecer diversos problemas de salud

La cocción de un alimento afecta a su composición nutricional, pero cabe destacar que este proceso no afecta a todos los nutrientes por igual. Estos cambios dependen de la técnica culinaria utilizada, la temperatura y el tiempo de cocción.                                                  

¿De cuántas maneras se pueden cocinar las verduras? 

Son varias las técnicas culinarias a las que pueden someterse las verduras. Se pueden consumir fritas, hervidas, estofadas, a la plancha, al vapor, al horno, a la olla a presión, etc. Según la técnica de preparación que se escoja, variará su contenido en nutrientes, así como su aporte calórico. Por ejemplo, si decidimos freír el alimento, éste absorberá parte del aceite. Cuando hervimos un alimento, se pierden nutrientes que quedan en el agua, y si utilizamos cocciones más largas, se pierden mayor cantidad de vitaminas por acción del calor. 

No renuncies a los nutrientes                                                                                            

La mayoría de las vitaminas, sobretodo la vitamina C, disminuyen bajo la acción del calor, lo cual afecta al contenido nutritivo de la verdura

Durante el hervido, puede llegarse a perder alrededor del 40% de los nutrientes del vegetal. Para aquellas personas que tengan problemas para digerir las verduras crudas, es recomendable cocinarlas al vapor, técnica en la que no se sumergen en agua y tampoco se les añaden calorías, como ocurre durante la fritura. 

Existen gran cantidad de verduras que no precisan de cocción para ser consumidas, tales como la lechuga, el tomate, el apio, la espinaca, la alcachofa, el pimiento, la cebolla o el ajo, entre otras. Además, el no tener que cocinar los alimentos resulta también un ahorro de tiempo invertido en la cocina.
El consejo nutricional para cuidar nuestra salud, es que la mitad del plato de cada comida principal, almuerzo y cena, sea de verduras, alternando entre las cocidas y las crudas. De esta manera, resulta más fácil cubrir los requerimientos de nutrientes que el organismo necesita para desarrollar correctamente  sus funciones. 

También te puede interesar


Recetas recomendadas