La importancia del ácido fólico en el embarazo

Alimentación  |  18.11.2014  |  por Nestlé  

La importancia del ácido fólico en el embarazo

Durante el embarazo aumentan los requerimientos de energía y de la mayoría de los nutrientes, debido a que hay que cubrir las necesidades tanto de la madre como del feto. Una alimentación saludable, adaptada a dichas necesidades, hace posible la formación de nuevos tejidos y, a la vez, permite crear  reservas para la futura lactancia materna. Una de las vitaminas cuyos requerimientos aumentan con el embarazo es el ácido fólico. 

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico es una vitamina del grupo B, la vitamina B9. Dicho nutriente está involucrado en:
La formación del material genético (ADN) y de los glóbulos rojos. 
El crecimiento y desarrollo de las células del organismo.

¿Sabes por qué es tan importante para el embarazo?

El ácido fólico juega un papel muy importante durante el embarazo, especialmente en el correcto desarrollo del feto. La ingesta adecuada de ácido fólico puede ayudar a prevenir alteraciones en el feto como la espina bífida, un defecto en el tubo neural. Por este motivo, es imprescindible garantizar un buen aporte de ácido fólico tanto antes del embarazo como durante el primer trimestre de gestación.  
Además, el aporte de ácido fólico es importante para prevenir un determinado tipo de  anemia, ya que, como se ha comentado, es un nutriente necesario para la creación de glóbulos rojos. 

¿Dónde puedo encontrar el ácido fólico?

Puedes encontrarlo de forma natural en verduras, especialmente las de hojas verdes, como la espinaca o la lechuga, y en la alcachofa, el brócoli, la col, la judía verde, el espárrago, la zanahoria y el calabacín. También en frutas como la naranja, la frambuesa, la fresa y el kiwi, o en cereales como el trigo y la avena. En las legumbres, en los frutos secos, en el hígado de ternera y de pollo, en el huevo y en la levadura de cerveza.

Requerimiento de ácido fólico

La recomendación de ácido fólico para mujeres en edad fértil o de quedarse embarazadas es de 400 mcg al día, al menos durante un mes antes de la concepción y durante el primer trimestre de embarazo. Esta cantidad de ácido fólico representa el doble de los requerimientos diarios habituales.

También te puede interesar


Recetas recomendadas