Fake news en nutrición

Alimentación  |  12.02.2019  |  por Nestlé  

Fake news en nutrición

¿Qué son las Fake News?

Nos referimos a las "Fake News" cuando hablamos de estas noticias falsas, cuyos canales preferidos son las redes sociales que, aunque descabelladas, siempre se visten con cierta apariencia de veracidad. También pueden responder a teorías conspiratorias frente a la industria alimentaria o farmacéutica, que hacen que el consumidor se aleje de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

En Nutrición, suelen hacer referencia a alimentos, asociando su consumo a unos beneficios exagerados para la salud o, por el contrario, con el gran daño que pueden ocasionar a la población.

 

¿Pueden poner en riesgo la salud de las personas?

Su efecto puede poner en riesgo la salud de las personas, en especial la de los grupos vulnerables como la infancia, las personas mayores, las mujeres embarazadas o las personas enfermas. Y en última instancia, contribuir a desinformar al consumidor, con el riesgo que ello supone para el seguimiento de hábitos alimentarios saludables.

Una "Fake News" asociada a un daño para la salud, puede ser muy perjudicial para la cadena alimentaria, pues puede socavar la reputación de algunos alimentos. Puede que la persona que difunda el bulo obtenga beneficios económicos al fomentar el miedo o al dañar la reputación de sus competidores.

Cuando el efecto proclamado es beneficioso, tomarlas como ciertas, pueden conducir al consumo elevado de ese alimento o sustancia, desequilibrando la dieta con la posibilidad de tener efectos perjudiciales, elevar el gasto de la cesta de la compra, así como a desplazar a otros alimentos propios de un patrón de alimentación saludable.

Debido a su proliferación ya hay sitios web, respaldados por profesionales sanitarios expertos en distintos ámbitos de consumo, que se están especializando en desmontar bulos y clarificar la información que los medios de comunicación y las redes sociales, difunden sin haber sido contrastada adecuadamente.

 

¿Cómo distinguirlas o no contribuir a difundirlas?

Al igual que ocurre con las dietas milagro, las noticias falsas sobre alimentación y nutrición se caracterizan por "ser demasiado buenas o malas, para ser ciertas"; es decir, cuando el beneficio otorgado a un único alimento, supera el que puede aportar un patrón de alimentación saludable.

La detección de noticias falsas pasa por tener sentido crítico ante la información.

Para detectar una “Fake News” debemos verificar diferentes aspectos: el titular, el alimento, el medio de difusión, el autor, las referencias…

Es conveniente huir de toda noticia que nos aleje o confronte con las recomendaciones hechas por las autoridades sanitarias, y que en alimentación quedan recogidas en las guías alimentarias oficiales.

No debemos difundir ninguna información antes de verificar todos estos puntos.

 

Consejos para detectar las "Fake News".

En relación al titular, la recomendación general es no otorgar fiabilidad a aquellos titulares "demasiado buenos o malos, para ser ciertos". En muchos casos, aunque la información se base en estudios científicos, estos pueden estar hechos en animales y por lo tanto sus resultados no se pueden inferir a las personas, o están hechos en humanos, pero la muestra es muy pequeña y/o el seguimiento es muy corto, por lo cual tampoco puede obtenerse ninguna conclusión para la población general  

¿Hace referencia a un único alimento? Si es así, debemos tomar la información con cautela, pues ningún alimento tiene la capacidad de suponer un cambio en la salud más importante que lo que puede hacer un patrón de alimentación saludable. Por muchas sustancias nutritivas o fitoquímicas que tenga, el impacto sobre la salud, lo tiene el patrón y no un único alimento o grupo de alimentos.

¿Se ha conocido la noticia a través de un medio especializado? ¿Ha sido en redes sociales? ¿Es medio "amarillo" o poco fiable? ¿La web es de una entidad pública o es un blog personal? El peso que tienen las noticias en medios y sitios de confianza, de alta reputación en materia de alimentación, debe ser una premisa básica a la hora de tomar una decisión alimentaria. Las redes sociales, blogs, foros y algunos medios de comunicación "sensacionalistas" o "amarillos", ofrecen información que debemos tomar con cautela.

 

Actualmente, todo el mundo se siente autorizado para hablar de alimentación.

La alimentación es un acto tan cotidiano que todo el mundo se siente legitimado para hablar sobre qué comer, cuanto y en qué circunstancia. Debemos ser críticos y revisar el perfil de la persona que informa, ¿tiene un perfil y una titulación adecuados al tema sobre el que habla? y descartar testimonios personales, de celebrities e informaciones que se alejan de su cualificación profesional. También es importante conocer el conflicto de interés de los autores y la financiación del estudio, pues puede haber un riesgo potencial en el planteamiento del método y la interpretación de resultados.  Otros, simplemente buscan protagonismo a toda costa.

Es una buena señal que se incluyan referencias que nos darán oportunidad de profundizar en la fuente y conocer si la información se ha contextualizado adecuadamente

 

El concepto tan actual de “superalimento”, ¿se puede clasificar como “Fake News"?

Los superalimentos son una creación "marketiniana" para facilitar las ventas de algunos alimentos, que generalmente son de origen vegetal, son ricos en nutrientes y tienen una alta capacidad antioxidante por su contenido en fitoquímicos. Sin embargo, no hay una definición "científica" para ellos, ni mucho menos, para otorgarle propiedades "sobrenaturales".

En este grupo de alimentos podemos encontrar las bayas de Goji, las semillas de chía, la quínoa, los arándanos, el brócoli, el kale, la maca, etc. 

Aunque estos alimentos son ricos en nutriente y fitoquímicos, no tienen ninguna propiedad especial que los diferencie de otros, al menos hasta el punto de convertirlos en superalimentos y que nos aporten propiedades excepcionales.

Por poner un ejemplo, si comparamos las propiedades nutricionales del brócoli con las de las espinacas, estas últimas además de compartir el aporte de vitaminas C y K, fólico, fibra y potasio, contienen vitaminas B2, A y E, de las que carece el brócoli.

De igual modo podemos encontrar alimentos con propiedades similares y mucho más asequibles de precio y de proximidad: quínoa vs lentejas, arándanos vs moras, bayas de Goji vs dátiles-pasas-higos secos, etc.

La clave de una alimentación saludable está en el patrón alimentario que mantenemos a lo largo de nuestra vida… esta combinación de alimentos y estilo de vida es la que puede contribuir a prevenir enfermedades, por ejemplo en el caso de la dieta mediterránea, su adherencia reduce el riesgo cardiovascular y de diabetes, sin embargo, patrones de alimentación ricos en grasas saturadas, azúcares y sal, aumentan el riesgo de enfermedades crónicas… añadir semillas de chía a este patrón, o si freímos las salchichas en aceite de oliva virgen extra, sin duda no aportará nada "mágico" para reducir ese riesgo atribuido al patrón…

Los "superalimentos" pueden desviarnos de un patrón alimentario saludable si los incluimos sustituyendo a otros tradicionales propios de la gastronomía popular, pueden ser menos sostenibles desde el punto de vista medioambiental pues suelen proceder de otros países lejanos, suelen ser más caros que otros similares de nuestro entorno, contribuyen a la confusión del consumidor respecto de qué es alimentación saludable y gran parte de sus declaraciones nutricionales y de propiedades saludables, no están autorizadas por la EFSA.

 

Más ejemplos

Hay muchos ejemplos como que el dorado del pan, patatas fritas, galletas, etc., produce cáncer, que la carne procesada es tan cancerígena como el tabaco, que hay que tomar batidos vegetales para desintoxicarse, que no hay que consumir leche de vaca porque produce mucosidad o es indigesta…

Todos ellos se fundamentan en informaciones incompletas, poco rigurosas o sacadas de contexto, carecen de evidencia científica, son exageraciones y carecen de referencias fiables.

palabras relacionadas