El picante puede tener efectos positivos sobre la salud

Alimentación  |  26.08.2014  |  por Nestlé  

El picante puede tener efectos positivos sobre la salud

El picante es un condimento imprescindible para elaborar determinados alimentos y recetas. En la cocina española se emplea, por ejemplo, para preparar callos,  patatas bravas o embutidos tales como el chorizo, la sobrasada y la chistorra

Existen distintos tipos de alimentos que, en mayor o en menor proporción, pican cuando los comemos. El ajo o la cebolla, por ejemplo, tienen un ligero sabor picante debido a su contenido en compuestos azufrados, pero no se trata de la típica sustancia en la que pensamos cuando hablamos del picante. El picante como tal lo obtenemos a partir del chile, ya sea chile verde (jalapeños o pimientos del padrón) o chile rojo (guindilla o ají).

¿Por qué algunos chiles y pimientos pican?

Hay una amplia variedad de chiles y pimientos pero, ¿por qué algunos pican y otros no? Los que pican, contienen capsaicina, mientras que los que no pican, carecen de esta sustancia. La capsaicina se encuentra de forma natural en algunos vegetales y se concentra sobre todo en sus semillas. Los vegetales que la contienen, la sintetizan para usarla como medio de defensa contra los animales y los microorganismos, ya que la capsaicina los vuelven poco apetecibles.

Cuando introducimos en nuestra boca alimentos picantes, empezamos a sentir calor, parece que la boca y los labios nos queman y nuestra cara enrojece. Esto es debido a que los receptores del dolor de la boca y de la garganta se unen a la capsaicina y producen un estímulo térmico. Esta señal llega al cerebro y se traduce como si estuviéramos ingiriendo un alimento o una bebida caliente.

El picante y la salud

Además de ofrecernos sabor como condimento, el consumo de chile nos aporta fibra y nutrientes, ya que contiene vitaminas y minerales, sobretodo el de color rojo, que es un vegetal rico en vitamina A, vitamina C y potasio. Se ha visto que el consumo de alimentos picantes puede ayudar a reducir la sensación de hambre, ya que la capsaicina actúa sobre la hormona causante de la sensación de hambre (la grelina), reduciendo su secreción.

Los alimentos picantes estimulan la producción de calor, lo que activa la termogénesis o, lo que es lo mismo, el sistema que regula la temperatura corporal. Este proceso requiere utilizar energía, por lo que produce un gasto energético. Además, la capsaicina estimula la oxidación de las grasas y la activación de proteínas que descomponen las grasas, procesos durante los cuales también se gasta energía
Por otro lado, el chile también contiene potasio, un mineral que interviene en la regulación de la tensión arterial, por lo que su consumo podría ser beneficioso en caso de padecer hipertensión.

¡Un truco!

Cuando quieras deshacerte de la sensación de picor en tu boca, come un trozo de pan. El agua no es capaz de disolver la capsaicina, así que beber agua sólo puede aportarte sensación de frescor si está fría, pero no hará desaparecer el picor.

También te puede interesar