¿Cómo evitar la deshidratación de los séniors?

Alimentación  |  15.06.2015  |  por Nestlé  

¿Cómo evitar la deshidratación de los séniors?

Las personas mayores tienen más riesgo de sufrir deshidratación. Aunque no sean demasiado activos o no manifiesten sensación de sed, pierden agua. ¡Una persona mayor sana necesita beber alrededor de 1,5 litros de agua al día, más aún en periodos de mucho calor! Así que no tengas reparos en ofrecerles agua regularmente para evitar complicaciones graves. En este caso… ¡nunca es demasiado!

  • Si les resulta difícil beber sólo agua… proponles otras bebidas: agua con gas, té, agua de sabor, zumos de frutas naturales, sopas frías, etc. También puedes sugerirles que coman frutas ricas en agua, como la sandía, el melón o los melocotones. ¡Lo importante es que ingieran líquidos! El yogur también es una buena opción: en general, les encanta y contiene un 90% de agua.
  • Si tienen dificultad para tragar… lo mejor es que tomen bebidas con sabor (o cualquier líquido) espesado.
  • Si hace calor… cierra persianas y cortinas y abre las ventanas, para que el aire fluya por toda la casa. Con los ancianos, es mejor salir a la calle por la mañana o a última hora de la tarde, y siempre buscando las sombras. Haz que usen sombrero y ropa ligera de colores claros. Usa un humidificador, un ventilador o una toalla para refrescarles.
  • No les dejes solos mucho tiempo. Visítales regularmente o haz que un cuidador les visite regularmente o les llame al menos una vez al día para asegurarse de que están bien.

A pesar de todo… ¿presenta signos de deshidratación? Si detectas que aun llevando a cabo todas estas medidas de seguridad, la persona mayor tiene seca la boca, la orina oscura, mareos y/o dolores de cabeza, llama al médico para asegurarte de que la deshidratación no va a peor.   

  

También te puede interesar