¡Averigua si está bien hidratado!

Alimentación  |  15.06.2015  |  por Nestlé  

¡Averigua si está bien hidratado!

De acuerdo con la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria, los bebés y los niños necesitan, para estar correctamente hidratados, ingerir estas cantidades de agua al día:

-    Hasta 6 meses: alrededor de 680 ml, proporcionados principalmente por la leche
-    De los 6 meses al año: entre 800 y 1.000 ml, proporcionados por la leche y los alimentos y bebidas complementarias
-    Entre 1 y 2 años: entre 1.100 y 1.200 ml al día
-    Entre 2 y 3 años: unos 1.300 ml al día
-    A partir de 4 años: la cantidad de agua necesaria se incrementa de forma progresiva y varía según la edad y el sexo, entre otros factores.

Cómo evitar la hipertermia y la deshidratación infantil

    Hipertermia:
•    Nunca dejes al bebé o al niño al sol, tampoco en un coche.
•    Si tienes que salir con él a la calle, vístelo con ropa de algodón clara y ligera y ponle un sombrero o una gorra
•    En casa, ventila la habitación y enfríala cerrando las persianas durante el día y abriéndolas por la noche
•    Báñale en agua fresca a lo largo del día

    Deshidratación infantil:
•    Asegúrate de que tu niño tenga una alimentación adecuada. Si tienes un bebé, presta mucha atención a la cantidad de leche diaria que ingiere: hasta los 6 meses, tendrías que darle de 4 a 5 tomas de leche.
•    En caso de dar biberón, prepáralos correctamente: primero pon el agua y luego añade la leche en polvo en las dosis adecuadas.
•    Utiliza para hidratarle preferiblemente agua a otras bebidas.
•    No guardes la botella de agua a temperatura ambiente o bajo una fuente de calor. Ofrece a tus hijos agua con frecuencia especialmente en los días calurosos.
        

Cómo saber que un bebé está deshidratado


Ligera o moderadamente deshidratado: tiene sed, está inquieto, letárgico, somnoliento, orina menos (no ha mojado los pañales durante tres horas), al llorar le caen pocas lágrimas o ninguna.

Severamente deshidratado: la parte superior de la cabeza (fontalelas) está hundida, está irritable, tiene mucho sueño, escasa o nula micción, si hay orina, es de color amarillo oscuro o ámbar, no produce lágrimas al llorar.

Es muy importante que los bebés y los niños estén correctamente hidratados. El cuerpo de los bebés se compone de un 75% de agua, más que  la cantidad de agua que tiene un cuerpo adulto. Sin embargo, pierden más agua a través de la piel y tienen, además, una capacidad limitada para concentrar la orina, por lo que están más expuestos a la deshidratación y al desequilibrio electrolítico.

Si tu bebé muestra algún síntoma de deshidratación grave y si además, tiene diarrea, no le expongas al sol y al calor y llama inmediatamente al médico. Pero no hace falta llegar a este punto: hidrátalo correctamente y todo irá bien.

¿Sabías qué?


Beber la cantidad de agua necesaria de golpe tampoco es eficaz. Lo mejor es que no esperes a que tu pequeño tenga sed para darle agua: ofrécele de forma regular a lo largo del día.

También te puede interesar


Recetas recomendadas