Tipos de actividad física

La actividad física la podemos clasificar en función de muchos aspectos, como son la intensidad, los objetivos que te propongas (mejorar la salud, aumentar el rendimiento, mejorar la potencia), la duración, o en función de los sistemas corporales que estés trabajando para realizarla. En esta línea, podemos distinguir entre tres tipos diferentes de trabajos: cardiovascular, de fuerza o de estiramientos. Todos son necesarios y complementarios, aunque puede considerarse que el cardiovascular es el que tiene una incidencia más marcada en la mejora del estado de salud en general.

Trabajo Cardiovascular

Pone en movimiento grandes grupos musculares. Es una actividad física de baja intensidad pero larga en el tiempo y requiere la activación del sistema cardiovascular y pulmonar.

Entrénalo con:

Trabajo Cardiovascular

Trabajo de Fuerza

Es un trabajo muy centrado en los músculos para fortalecerlos, mejorar su potencia y resistencia.


Entrénalo con:

Trabajo de Fuerza

Trabajo de Estiramientos

Mejoran la flexibilidad y la capacidad de mover al completo las articulaciones. La flexibilidad no genera movimiento, si no que lo posibilita.


Entrénalo con:

Trabajo de Estiramientos