Adultos

Entre los 18 y los 60 años aproximadamente. El individuo alcanza la plenitud de su desarrollo biológico y psíquico.

¿SABÍAS QUÉ?

Integra la Actividad Física en tu día a día:

  • Empieza con actividades cómodas (caminar) para a largo plazo acabar corriendo.
  • Si no tienes tiempo, haz actividad física yendo a caminar al trabajo, subiendo y bajando escaleras o yendo a comprar andando.
  • Desplázate sin vehículo siempre que puedas.
  • Acostúmbrate a bajar del autobús o del metro una parada antes de llegar a donde quieras ir.
  • Incorporar salidas a la naturaleza es un buen plan y asegura siempre algún tipo de actividad física, por ejemplo: ir a recolectar setas o espárragos.
  • Un buen ejercicio son las salidas de los fines de semana en bicicleta con los amigos.
  • Algo más intensas pero también interesantes pueden ser actividades tipo el senderismo, barranquismo, escalada y otros deportes de montaña.
  • Combina ejercicios de fuerza y resistencia con la flexibilidad para no perder movilidad articular.

Ejemplos de actividades físicas para esta etapa:

Practica la Actividad Física en familia:

El adulto es el mejor ejemplo para introducir el hábito de la actividad física en la familia. Aquí tienes algunas ideas de actividades entretenidas y saludables que puedes practicar: pasear el perro ( si tienes), lavar el coche, tareas domésticas (hacer la cama, limpiar la casa), pasear por la montaña en familia, senderismo, dar paseos en bicicleta por el monte, hacer una excursión y subir una montaña, ir a la nieve a esquiar o a hacer un muñeco de nieve, jugar a palas en la playa, participar en gincanas familiares, participar en carreras familiares (tipo duatlones en familia), bailar en pareja, barranquismo, escalada, gimnasia en familia, ir a jugar al parque, compartir algún deporte, quedar con otras familias para hacer actividades, o practicar el turismo deportivo en familia.

Practica la Actividad Física en familia

Nestlé, por una vida más saludable